Somnifobia, ¡que no te paralice el miedo a dormir!

Somnifobia, ¡que no te paralice el miedo a dormir!

Un buen sueño reparador es concebido como un privilegio por la mayoría de las personas y además resulta imprescindible para el desempeño mental. Sin embargo, aquellos que padecen somnifobia, no logran caer rendidos en los brazos de Morfeo.

Este es uno de los miedos más extraños, dado que el sueño es algo natural del ser humano. Sin embargo, hay personas que le temen a este hecho diario y fundamental. Por lo que se trata de una fobia extraña, puedes conocer todos los detalles de los miedos extraños en esta página.

Es cierto la somnofobia es extraña, pero también hay otras fobias raras como la hexakosioihexekontahexafobia, o miedo a las palabras largas, la turofobia, de la que puedes leer más, la crometofobia, de la que puedes saber todo aquí, la ombrofobia, de la que puedes leer en este artículo, y la omfalofobia, de la que puedes tener más información.

Qué es la somnifobia

Esta fobia consiste en el temor excesivo e irracional a quedarse dormido e incluso al mismo acto de irse a la cama. Algunas personas lo interpretan como un sentimiento de pérdida de control y de generación de ansiedad.

Este trastorno recibe también los nombres de clinofobia, oneirofobia e hipnofobia y se trata de una patología psicológica en la que el paciente se resiste a poder dormirse. Es habitual que dicho miedo se deba a la recreación de la idea de que, al conciliar el sueño, no volverá a despertar nunca más. Bajo esta premisa, el fóbico piensa que durante el período de descanso encontrará la muerte instantánea.

Este estado permanente de pánico, como es fácil imaginar, puede hacer que el sujeto alcance un descontrol irreversible en su estado mental que derive en un declive de su salud física.

No en vano, la falta de suministro de un adecuado tratamiento puede hacer que el paciente alcance una etapa inconsciente. Esta es la razón por la que, aunque su organismo desee fervientemente dormir, el individuo no podrá hacerlo. Así las cosas, será su mente la que se resista a descansar, pudiendo llegar al extremo de encadenar varios días sin un solo minuto de descanso.

Somnifobia 1

Cuáles son las causas de la clinofobia

Con frecuencia, los pacientes hipnofóbicos cuentan con malas experiencias pasadas durante sus períodos de descanso o en sus momentos de ir a dormir. En cualquier caso, todo va a depender del individuo en cuestión. En general, son personas que sienten ansiedad anticipatoria o angustia por no poder caer dormidas, generando sobre ello una fobia.

Estos fóbicos son también conocidos como insomnes agudos, pues en ellos se produce esta alteración. Por ende, lo normal es que los sujetos caigan una y otra vez en círculos viciosos, al intentar resistir al insomnio.

En el contexto de las fobias, el miedo a dormir se podría presentar entre quienes padecen de terrores nocturnos o de pesadillas o en las personas que padecen apneas, despertándose con sensación de ahogo.

A estos efectos, conviene también evitar el estrés, al ser una de las causas principales del insomnio. Mantener la cabeza libre de malos pensamientos y de preocupaciones es crucial. También deben evadirse las películas muy agresivas o con un elevado contenido terrorífico y es aconsejable dejar a un lado las redes sociales desde un rato antes de ir a la cama.

Esta fobia es muy frecuente también entre la población infantil, pues muchos niños desarrollan un miedo irracional a dormir que les ocasiona un insomnio de tipo conductual que es más común entre los 6 y los 11 años, con unas características parecidas a las de los adultos pero que se asocian a la etapa infantil.

Qué síntomas presenta una fobia que se caracteriza por la falta de sueño

En determinados cuadros clínicos de clipnofobia, el terror que se produce por el pánico, tiene lugar cuando los sueños se proyectan mientras se está durmiendo. Por esa razón, se estima que son delirios que pueden contribuir a un estado de alucinaciones muy crítico.

Sin embargo, existen individuos en los que esas alucinaciones son permanentes. Tal fobia sobrecarga demasiado de estrés y de un tremendo desgaste físico a quien la sufre. Por ese motivo, es esencial saber que el estrés mental es muy perjudicial para la vida del paciente, al que puede ocasionar fuertes daños.

Entre sus síntomas más comunes se encuentran:

  • Un nivel de pánico alto
  • Pronunciados mares, fatiga, vómitos o náuseas
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Pérdida de conocimiento
  • Insomnios y pesadillas
  • Sequedad de labios
  • Temor a la oscuridad y a quedarse solo
  • Dificultad respiratoria con ahogos al despertar
  • Problemas de concentración, irritabilidad o depresión
  • Angustia y ansiedad
  • Alucinaciones

Somnofobia 2

Cómo superar la oneirofobia

El diagnóstico y el tratamiento para la cura de esta patología son variables. No obstante, resulta esencial el ataque con tiempo de esta enfermedad mental, para que los síntomas o las crisis no llegan a fortalecerse tanto.

No hay que olvidar que la falta de sueño produce un desgaste físico y mental del organismo humano que es sumamente nocivo para la persona. Remediarlo pasa por combatir esta enfermedad a través de los siguientes tratamientos:

  • Terapias o técnicas de relajación
  • Programación neurolingüística y coaching ontológico
  • Sesiones de hipnosis
  • Prácticas conductuales
  • Cronobiología
  • Técnicas de la medicina del sueño

Lo normal es que los resultados se observen de 6 a 8 semanas después de comenzar el método continuo. Si el tratamiento es cumplido al pie de la letra, el paciente cuenta con muchas garantías de ver restablecido su estado de equilibrio.

Algunos otros ejemplos de miedos extraños que no suelen ser comunes, son la coulrofobia, de la que puedes conocer en este enlace, la uranofobia, la que puedes conocer en https://fobias.online/uranofobia/, la triscaidecafobia, conócela a fondo en este post, o la hipopotomonstrosesquipedaliofobia, de la que puedes saber todo haciendo click aquí.

Vídeo sobre la somnifobia o miedo a quedarse dormido:

Referencias